Saltar al contenido

Febrax: ¿Qué es y para qué sirve?

octubre 15, 2020

Febrax es una solución que se utiliza en tratamiento de fiebre y dolor que se pueden presentar por infecciones de vías respiratorias.

Los dolores sobre los que actúa es de huesos y músculos, dolor de cabeza, postoperatorio, postparto, cirugía orofaríngea, procesos dentales, golpes y dolor interno de oído.

¿Cómo se compone Febrax?

En 1ml de suspensión se encuentra:

  • Naproxeno sódico: 25mg
  • Paracetamol: 20mg

Naproxeno se utiliza para reducir la sensibilidad, dolor, rigidez por osteoartritis o artritis reumatoide o inflamación.

Paracetamol funciona como analgésico y antipirético, o sea, reduce el dolor y, al mismo tiempo, se encarga de regular la fiebre.

¿Cómo se debe tomar Febrax?

Este medicamento está catalogado como medicamento de apoyo, por lo que necesitas un tratamiento para mejorar tu estado de salud. Recuerda que es importante que consultes a tu médico, las molestias que presentas pueden ser parte de un daño severo que debe ser tratado.

La forma de administración de Febrax es oral. Procura agitarlo antes de que lo tomes, esto para que sus componentes se unan y su efecto sea apropiado.

En niños entre 2 y 3 años, se recomienda administrar 2.5ml cada 8 horas.

Niños mayores de 3 años: 5ml cada 8 horas, se debe tomar con alimentos.

¿Cuántos días se puede tomar Febrax?

Febrax no debe ser administrado por más de 5 días. Recuerda que los tratamientos alópatas están hechos con químicos y algunos de sus componentes, si se administran por más tiempo del estipulado o en una dosis mayor, pueden dañar tu organismo.

¿Cuánto cuesta Febrax?

El precio de los medicamentos puede variar entre farmacias. Regularmente puedes encontrar Febrax en $200.00 MXN.

¿Dónde comprar Febrax?

Puedes encontrar Febrax en diferentes farmacias como Prixz, Farmacias del Ahorro, Farmacia San Pablo o Farmacias Guadalajara. Puedes ir a la tienda en físico o realizar tu pedido por internet o por teléfono y tu producto llega a la puerta de tu casa.

Precauciones

Hay algunos cuadros en los que no se debe administrar Febrax, debido a que se puede ocasionar algún daño. Estos casos son:

  • Pacientes con úlcera péptica activa.
  • Problemas de enfermedades gastrointestinales.
  • En presencia de antiinflamatorios no esteroides.
  • Si se cuenta con restricción de ingesta de sodio, ten en cuenta que Febrax cuenta con este elemento.
  • En caso de que padezcas de insuficiencia renal debes administrar Febrax bajo monitoreo médico.
  • Si cuentas con algún padecimiento hepático, también debes evitar consumir Febrax en dosis altas, por lo que tu médico debe ajustar la dosis.
  • No administres Febrax durante el embarazo o periodo de lacancia.

Contraindicaciones

Febrax está contraindicado en personas que cuenten con hipersensibilidad a sus componentes.

No debes administrar Febrax en pacientes que, después de administrar analgésicos, antipiréticos o antiinflamatorios no esteroides se haya presentado alguna reacción asmática, rinitis o urticaria.

En caso de que estés bajo tratamiento con anticoagulantes orales, insuficiencia renal, insuficiencia hepática, gastritis aguda, anemia, úlcera duodenal o estados cianóticos, no administres Febrax.

Secuelas negativas

Después del consumo de Febrax, se pueden presentar determinados efectos secundaros, tales como dolor abdominal, náusea, vértigo, cefalea, meningitis, aséptica colitis, ulceraciones gastrointestinales, dermatitis, angioedema, porfiria, epidermólisis, disfunción cognoscitiva, insomnio, nuemonitis eosinofílica, sangrado o perforación gastrointestinal, rash, convulsiones, vómito y trombocitopenia.

¿Con qué medicamentos no se debe mezclar Febrax?

Ten cuidado de combinar Febrex en presencia de las siguientes sustancias:

  • Furosemida: modifica su efecto
  • Propranol: inhibe su efecto.
  • Probenecid: reduce el tiempo de acción.
  • Antiinflamatorios no esteroides.

Fenobarbital: disminuye su efecto con