No hay negocio, por pequeño o grande que sea, que no requiera un buen manejo de sus finanzas.

Y todo comienza desde casa.

Es decir, cómo llevas tu flujo de caja y qué acciones tomas para que la entrada de efectivo sea mucho mayor que la salida.

Cuando no se logra un balance positivo, estás entrando a un túnel que posiblemente te trague y no puedas salir.

El saber manejar bien tus finanzas desde un inicio aplicando ciertas estrategias te alejará de los números rojos y, si piensas recurrir a un crédito o préstamo es porque deseas hacer crecer tu negocio y no sacarte del hoyo.

Cuando se solicitan créditos PYMEs o préstamos para emprendedores vale la pena que todo fluya en un objetivo de crecimiento para continuar con finanzas sanas, de igual forma cuando todo está bien en tu negocio y este se encuentra bien, será mucho más sencillo tener acceso a este tipo de recursos.

Pensar en un préstamo o crédito para pagar deudas sin un plan bien estructurado, puede ser el candado que cierre tu negocio y corres incluso con el riesgo de que no te autoricen dicho préstamo o crédito.

FUENTE: Prevol.com.mx

Así las cosas con los negocios y para comenzar con el pie derecho, considera por ejemplo este primer paso, más si eres un buen negociador, observa:

a) Utiliza el comercio de trueque

El comercio de trueque puede ser muy útil cuando se trata de la conservación de efectivo para tu negocio.

Puedes hablar con tu proveedor y convencerlo de que acepte tus productos como forma de pago en lugar de efectivo.

Solo será cuestión de acordar que podrás pagar el 30% de tus deudas en términos de bienes y servicios.

Esta es una forma muy inteligente de ahorrar efectivo para tu negocio. Si tu proveedor actual no está dispuesto a hacer este tipo de negocio, puedes buscar otro que pueda aceptar estos términos.

Por ejemplo, puedes convencer a un distribuidor electrónico de que podrás ofrecerle tus gurús de TI siempre que sus máquinas fallen en lugar de emplear uno él mismo.

El servicio prestado por tu experto en TI formará una forma de pago por los bienes suministrados por el proveedor.

b) Usa tu calificación crediticia para tu ventaja

Este es uno de los problemas emergentes en los negocios. Se alienta a los hombres y mujeres de negocios a utilizar su buena calificación crediticia para negociar tasas de interés bajas en préstamos, primas de seguros, descuentos de proveedores y créditos PYMEs.

Esta es una buena estrategia, ya que te ayudará a pagar cantidades bajas y a ahorrar mucho de tu lado.

Este es un buen método para conservar tu flujo de caja y permanecer en el negocio por más tiempo.

Los diferentes métodos de propietarios de negocios han demostrado que los métodos anteriores funcionan en todo el mundo.

Si eres un emprendedor próximo, el uso de las técnicas anteriores te ayudarán mucho a tener éxito en cualquier tipo de negocio en el que desees incursionar.

Por último, recuerda que el negocio consiste en asumir riesgos, pero siempre asegúrate de que tu entrada de efectivo sea más que la salida.

Fuentes: Digital Code MX | Argentarium Radio | Soundcloud | Forbes