29 11 17

A veces la vida te pone en el momento y el tiempo equivocados, te deja frente a acontecimientos fuera de la realidad, aquellos que sólo serías capaz de ver en películas de Hollywood. Cuando eso sucede, no sabes cómo reaccionar, tu cuerpo queda paralizado y cuando las cosas se ponen mal, tu vida pasa frente a tus ojos, como el resumen de la primera temporada que Netflix te muestra antes de comenzar a ver la segunda. Todo es tan rápido y conciso que los escalofríos te invaden.

Hace ya algunos meses atrás tomé unas merecidas vacaciones, después de arduas semanas de intenso trabajo, era hora de irme a la playa. Tome uno de los vuelos Volaris que nos patrocina la empresa y me fui a las paradisiacas playas de Puerto Escondido, en Oaxaca, sin imaginar que sería testigo de lo más repulsivo que jamás haya visto en la vida. Estaría una semana en aquel lugar, de lunes a domingo, y los días transcurrieron con total normalidad y lo mejor fue que al no ser temporada alta, no había mucha gente vacacionando.

Mi rutina era caminar por la playa, nadar en el mar y en la alberca del hotel, disfrutar de ricas bebidas preparadas y algunas cervezas, leer y asolearme. Me encantaba contemplar la puesta de sol mientras recorría la orilla del mar al tiempo que el océano me remojaba los pies, hundiéndolos en la blanca arena. Pero fue durante el fin de semana, ya en la recta final de mi viaje, y mientras realizaba una de estas relajantes caminatas, cuando presencié lo que parecía un crimen, aún mi mente no logra digerir lo que vi.

Cerca de una roca, a unos cuantos metros de distancia de mí, pude distinguir la silueta de una persona que estaba arrastrando un par de bolsas grandes de color negro, parecían pesadas ya que el sujeto parecía sufrir al jalarlas. Supuse que era un habitante de aquel lugar que necesitaba de ayuda, por lo que me acerqué a ofrecérsela, un error que me costaría muy caro. Al verme, el hombre, que parecía tener unos 40 años, quizá más, se sorprendió y se quedó parado frente a mí, observándome de pies a cabeza. Aceptó mi ayuda y me dijo que le ayudara a llevar una de las bolsas del otro lado de la roca. Vaya que pesaba, sentía que estaba arrastrando el peso de un hombre, pero ahí no cabría una persona a menos que fuera en pedazos…

Llegué al otro lado de la roca y me sorprendió al ver un agujero de gran tamaño, parecía una tumba. Entonces sentí el frío cañón de una pistola en mi cabeza, no se necesitaba ser un sabio para identificar que una forma circular y metálica era lo que sabía que era. Mi primera reacción fue levantar los brazos en señal de rendición. “No te hubieras acercado, amigo”, me dijo el hombre. “No sé de qué hablas, déjame ir, sólo quería ayudar. No sé qué hay en las bolsas, no te conozco, jamás te vi, sólo déjame vivir, en este momento me iré y no sabrás nada de mí”, respondí con una voz entrecortada. El hombre me pidió mi cartera y al instante se la di, buscó mi credencial de elector, apunto mi nombre y dirección y dijo: “Vete, si la policía me busca o hay movimiento por aquí, ya sé quién fue y lo pagarás, tú o tu familia”.

Así me fui, con las piernas temblándome, amenazado y con la imagen de un par de cuerpos mutilados que ayudé a enterrar. La verdad es que no sé lo que había dentro de las bolsas, pero mi cerebro puso las imágenes más sangrientas y aterradoras que encontró en mi archivo mental.

16 11 17

Para muchos, el golf es un ingrediente esencial de unas excelentes vacaciones.

Cancún y sus alrededores cuentan con 15 campos de golf y se ha convertido en un destino de golf de clase mundial.

Tanto los aficionados como los profesionales buscan y disfrutan sus campos únicos que han sido diseñados por arquitectos como Jack Nicklaus. (El Manglar Golf Course), Robert Von Hagge (Playacar Spa & Golf Club), Greg Norman (El Camaleon Golf Club), Nick Price (Grand Coral Spa & Golf) y Robert Trent Jones Jr. (Cancún Golf Club en Pok Ta Pok y Riviera Maya Golf Club).

  1. a) Club de Golf Cancún en Pok Ta Pok

El Club de Golf Cancún en Pok Ta Pok está ubicado en el corazón de la Zona Hotelera de Cancún en el km 7.5 y está abierto los 365 días del año desde el amanecer hasta el anochecer.

El club de golf incluye un campo de golf de campeonato de 18 hoyos, dos greens de práctica y un campo de prácticas.

Estos son los terrenos de paso de los antiguos mayas y te encontrarás con sus ruinas a medida que avanzas en el trayecto.

Si te da hambre o sed mientras juegas, no te desesperes, las barras de meneo llegarán lo suficientemente pronto, o espera hasta que regreses al club y tomes una cerveza fría o un cóctel mientras contemplas la hermosa laguna de Nichupté. .

  1. b) Iberostar Cancún

Algunos hoteles Cancún como el Hilton, ahora recientemente renovado como Iberostar Cancún es el único resort en la zona hotelera que cuenta con un campo de golf de 18 hoyos, par 72.

Se encuentra en el km 17 y es fácilmente accesible en taxi o autobús si no te alojas en el complejo.

Este es un buen lugar para todos los niveles y el mantenimiento ha mejorado desde que Iberostar compró la propiedad.

Los green fees son razonables (si se hospeda en el complejo recibirá un descuento) incluyen un carrito, bocadillos y bebidas con todo incluido del carro de la cerveza que reconforta el alma ante el brillante sol pasa con frecuencia.

La instalación incluye un campo de práctica, un putting green, casilleros, duchas, bodega, un restaurante, una tienda de golf y equipos para alquilar.

Presta atención a donde pisas, es una zona de cocodrilos que frecuentan el recorrido, sin embargo, todos en el lugar están al pendiente de ello.

  1. c) Moon Spa & Golf Club

El campo en el Moon Spa & Golf Club es uno de los dos únicos en Cancún diseñado por Jack Nickelaus.

Los huéspedes que se alojen en el Beach Palace, Sun Palace, Le Blanc Spa Resort y Playacar Palace quienes recibirán transporte de cortesía desde y hacia el campo de golf.

Sin embargo no es necesario ser un invitado del Moon Palace para jugar en este hermoso campo de golf.

Las tarifas verdes incluyen alimentos y bebidas en la casa club, un carrito de golf compartido y aperitivos dentro del campo.

El club también cuenta con clubes de alquiler, un campo de prácticas, putting greens, casilleros, duchas, clubes de almacenamiento, una tienda profesional y la Jack Nicklaus Golf Academy con instructores certificados.

7 11 17

Bien dicen que la gente nunca estará contenta o conforme con nada, para todo encontrarán los peros suficientes para cambiar de opinión constantemente. La bipolaridad se está convirtiendo en una enfermedad sin cura, en la que las personas dicen una cosa y en unos instantes cambiarán su criterio, todo depende de lo que esté enfrente de ellos.

El ejemplo más reciente del que fui testigo ocurrió en uno de los hoteles en Acapulco en el que me encontraba hospedado. Mientras estaba en la alberca estaba observando a un grupo de chicas muy guapas, y las veía porque una de ellas me había llamado la atención y estaba pensando la forma de acercarme a ella. En lo que me decidía vi como un chico de cuerpo atlético y sus amigos pasaron junto a ellas y le dedicaron unos piropos acompañados con guiños de ojo. Las jovencitas sonrieron y se sonrojaron. Después de unos minutos un joven de cuerpo opuesto a los que habían pasado tuvo el inmenso valor que a mí me faltaba para decirle a una de las mujeres que estaba muy linda y que si le podía invitar algo de tomar, ellas hicieron un gesto de rechazo y le dijeron que no las estuviera acosando. ¿Qué?

Esa es una constante en nuestra sociedad, donde las mujeres pueden aceptar piropos, halagos o frases candentes de hombres que ellas consideran atractivos y cuando otro que no es agraciado o que no cumple con los estándares para gustarle, lo consideran un acosador. Esto es bipolaridad, conveniencia, descaro o como ustedes quieran llamarles. Pero antes de que me digan que sólo estoy en contra de las mujeres, sé que los hombres no somos para nada inocentes. Reconozco que muchos hemos dicho que una dama que no consideramos de nuestro gusto y le declara su amor a alguien más está urgida, y si una mujer lucha por el amor de un hombre es una arrastrada, mientras que si un hombre lo hace es un guerrero que hace todo por amor. No estamos libres de pecado, así que no seré yo quien tire la primera piedra.

Pero la sociedad está mal, sé que hay personas de las que vale la pena inspirarse, pero son muy pocas. Los hombres tiene la idea errónea de que sus acciones deben corresponder a la belleza de la chica, por ejemplo, en el camión un chavo le cederá su asiento a cualquier chica que considere atractiva, pero si ve a una señora muy cargada de bolsas pero no es una viejita, no le pasara por la cabeza realizar esta acción. Por su parte, las mujeres exigen que se le cedan los asientos, cuando toda la vida han luchado por la equidad de género y, a mi consideración, el pedir que se les dé el lugar del transporte público podría significar debilidad. Lo incoherente es que si una jovencita ve a una señora parada no le cede el asiento, o si ve a un hombre cargando a su bebé tampoco, lo que no me parece equidad de género, sino conveniencia.

16 10 17

Hay historias que se tienen que contar, aunque sea a un puñado de extraños que se detuvieron a leer estas palabras sin saber lo que encontrarían y que quizá se marchen antes de llegar, aunque sea, a la mitad. Es algo que no les importa, el sufrimiento de los demás no lo necesitan en sus vidas y no se sienten identificados con la situación. Pero aquí, sentado en la cama de uno de los hoteles en Acapulco más prestigiosos y con el corazón deshecho, les contaré mi historia.

Todos mis amigos decían que a mis 25 años debía disfrutar de las mujeres, pasar ratos agradables, que éstas iban y venían, que era el mejor momento para gozar de ellas sin responsabilidades. Pero yo quería más, buscaba una relación formal y estable. A pesar de los constantes fracasos en mi travesía por encontrar el amor, mi joven corazón aún se sentía fuerte para un par de batallas más, sólo era cuestión de esperar a que llegara la indicada, la que se robara los reflectores y me inspirara a atreverme, una vez más, a tratar de conquistar el continente perdido. Y llegó ella.

Su nombre siempre ha estado prohibido decirlo, siempre me he referido a ella como ‘la chica’ o simplemente ‘ella’. Mi boca no se atreve a mencionarla por el miedo a evocar recuerdos que me harían ingresar a una oscura de la que me costó lágrimas y sangre salir. Pero ahora se los voy a decir. A Luisa la conocí en la Universidad y desde el momento en que la vi me enamoró su singular belleza, su pequeño tamaño y esos ojos que irradiaban rebeldía. Me le acercaba por todos los medios, ya sea en clases o por medio de redes sociales cuando no estábamos cerca. Nos hicimos amigos y cuando más confianza nos teníamos supe que estaba en una relación tóxica pero de la cual no quería salir. Sus amigas la motivaban a dejar al susodicho, yo prefería mantenerme al margen, sólo le demostraba mi aprecio.

Un día decidí invitarla a una fiesta familiar, donde me regaló el que aún es el mejor día de mi vida, pero irónicamente, el último que pasamos juntos. Todo salió a la perfección, se combinó la diversión con el romanticismo. Al día siguiente la fui a dejar a su hogar y como recuerdo le dejé una rosa y un clavel, como la canción de Marcas, de Alberto Vázquez y Joan Sebastian. Al llegar a casa abrí mi Facebook y para mi sorpresa me había eliminado. El amor de mi vida parecía que no quería saber nada de mí, pero yo se lo adjudiqué a un problema con la página. Hasta que después de varias invitaciones para que me volviera a aceptar como amigo, ella me envió un mensaje donde decía que no quería lastimarme ni que me metiera en problemas, pues había regresado con uno de sus exnovios, a quien según ella seguía amando y le dio una nueva oportunidad.

Ahora ella tiene un par de hijos hermosos, lo que significa que mis aspiraciones con ella son nada. Sólo queda esperar que el tiempo y la distancia hagan su trabajo. Pero siempre la recordaré con la última frase que le dije: “Te amé, te amo y siempre te amaré”.

10 10 17

Cuando mi mejor amigo me dijo que no iríamos de vacaciones a Puerto Vallarta y de mochilazo, lo primero que me imaginé fue que nos iríamos pidiendo aventón a los automóviles que pasaran por la carretera, como suele pasar en las películas. Pero mi ilusión se derrumbó cuando dijo que se refería a que sólo lleváramos lo necesario que cupiera en una mochila, nada de maletas ni gran cantidad de objetos o ropa. Lo básico y llegando allá buscaríamos cómo sobrevivir.

Acepté pese a que me daba más emoción la idea de pedir ride a los autos o camiones. Preparé una mochila, pero elegí la que tuviera mayor capacidad, aunque sea para poder llevar un poco más de cosas y no sufrir por ropa o algo que necesitemos. Empaqué ropa, trajes de baño, un par extra de tenis y chanclas, además de los que llevaba puestos, bronceador, loción por si necesitaba impactar a alguna dama playera y algunas playeras y shorts.

Así partimos rumbo a Puerto Vallarta en el carro de mi amigo, en el camino íbamos comiendo y disfrutando de una playlist en Spotify que armamos entre los dos con nuestras canciones preferidas. Creo que lo que más disfruté del viaje fue el trayecto de ida y de regreso, pues pudimos platicar de cosas de las que nunca habíamos hablado, nos reímos como locos y, por supuesto, hablamos de chicas. Creo que definitivamente fue mejor que arriesgarnos a pedirle a un camionero que nos acercara a nuestro destino. Eso hubiera sido muy peligroso y no sé dónde hubiéramos terminado.

Así que si quieren irse de mochilazo, no sean como yo y no se imaginen lo que ven en las películas. Empaquen lo necesario para sobrevivir y láncense a la aventura.

15 09 17

Hace alrededor de 15 años hice mi primer viaje a la playa y lo hice con la mujer que amo, fue un viaje muy especial, porque fue la primera vez que viaje en avión, que pise la playa y que sentí el mar, fue la mejor experiencia de mi vida, por muchos factores aparte de los que ya mencione, pero lo más especial es que viaje con la mujer que llego a cambiar por completo mi vida.

El principal propósito del viaje fue tomar unos días de descanso, no teníamos muchos ahorros, pero nuestra intención era ir a visitar alguna playa, no importaba cual fuera, queríamos relajarnos cerca del mar y pasar tiempo solo para nosotros dos. A fin de cuentas decidimos ir a Acapulco, así que lleve el auto a una revisión para evitar cualquier accidente y contratiempo, tres días después, salimos rumbo a nuestra aventura, ya en camino decidimos pasar a desayunar para tomar energías y seguir nuestro camino porque es un camino más o menos de 5 horas.

La ventaja que teníamos es que ya habíamos reservado nuestras habitaciones, teníamos varias opciones ya que hay muchos hoteles en Acapulco, todos ofrecen distintos paquetes que puedo decir que hay para todo tipo de personas. Durante todo el trayecto íbamos platicando de todas las cosas que hemos vivido durante nuestra relación, reíamos y nos daba nostalgia pero nada nos quitaba la ilusión de seguir adelante para disfrutar nuestras vacaciones.

Cuando llegamos a nuestro destino, hacía un calor bastante fuerte, tan fuerte se sentía que en la recepción nos invitaron una bebida de cortesía, nos dijeron que en los últimos días el calor había aumentado muy considerablemente que no era la temperatura normal del lugar incluso nos recomendaron utilizar bloqueador para evitar quemaduras en la piel, ya que nos dieron la habitación, dejamos nuestras cosas, nos dimos un baño y salimos a hacer algunas compras, tomando en cuenta la recomendación que nos dieron, decidimos comprar bloqueador, después de eso regresamos al hotel.

No sé si fue mi percepción pero el tiempo se va muy rápido en la playa, porque fuimos a realizar nuestras compras yo creo que nos tomó un par de horas pero cuando regresamos al hotel la noche ya había llegado, mi novia me pidió que fuéramos a la playa para disfrutar la noche. Lo hicimos, cuando llegamos el panorama era maravilloso, las olas estaban muy fuerte y el sonido que producían era estupendo, se veía mucha espuma sobre el mar por el mismo movimiento de las olas, el cielo estaba completamente obscuro y se podían ver muchas estrellas brillando en él, nada podía ser más perfecto, un lugar hermoso con la mujer que amo, eso era lo que tenía en mi mente.

Al cabo de unas tres horas comenzó a llegar gente, hicieron una fogata y pusieron música, comenzaron a hacer su fiesta y nos invitaron, nosotros accedimos y comenzamos a bailar, había bebidas pero nos abstuvimos porque no somos de las personas que beben para divertirse, la noche transcurrió lentamente y la disfrutamos al máximo y eso que era la primer noche que estábamos en el lugar.

Los siguientes días continuamos con nuestras vacaciones, conociendo diversos lugares, que según los habitantes de ahí son los más emblemáticos, después de que terminaron nuestras vacaciones, regresamos a casa, cansados pero contentos, durante el regreso platicamos de todo lo divertido que la pasamos y comenzamos a imaginar nuestras próximas vacaciones, que por cierto serán también en una playa pero esta vez más lejos, tendremos que hacer algunos sacrificios y ahorrar  porque tenemos pensado ir a Cancún, mucha gente dice que ese lugar es uno de los más hermosos y queremos comprobarlo.

31 07 17

Antes que nada les damos la bienvenida a esta nueva misión que tenemos, que descubriras en el paso de cada uno de los posteos, pero en este te daremos una pequeña introducción, un nuevo comienzo una forma de observar lo que pasa en nuestro entorno, en nuestro alrededor, en lo que pasa en todo el mundo, nosotros aprendimos a observar, aprendimos a bajar las ideas de la gente que tiene muchas quejas, de cual seria lo mejor  forma para establecer un dialogo con los principales mandos, tener un punto de opinión tan grande que represente a toda una nación y solo este es el inicio de lo que queremos crear y representar en este sitio, ya que es una opinión popular es una opinión de todos, la idea y objetivo de esto sitio es que nos des retroalimentación de lo que estemos platicando o transmitiendo, quieremos ajustar todas aquellas hipotesis que estamos tratando de resolver para poder ser una mejor sociedad, tambien queremos que toda la gente que llegue a este blog les ayude a tomar conciencia de lo que representa cada uno de sus paises, el orgullo que es establecerte y estar representando a tu nación para ser mejores cada día, se tome un discurso importante y se empiece a reflejar en la promoción, tambien es valido hablar de las riquezas de cada uno de sus paises, asi como invitar a los extranjero a reconocer cada una de sus bellezas, contemplando de que se pueda organizar algo muy bonito entre naciones, en forma polica, educativa, diversión entre muchas cosas que se pueden hacer entre naciones.

Asi que te invitamos a que nos sigas frecuentemente, sabras que todos disfrutaremos cada uno de los articulos, tambien te pedimos que nos des tu opinión eso nos ayudaria a resolver muchas de nuestras dudas.